Consejos para viajar barato por Europa

Consejos para viajar barato por Europa
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Consejos para viajar barato por Europa

El Viejo Continente, Europa, es el destino que muchas personas desean conocer. Y es que, incluso para los europeos, vivir la experiencia de recorrer todos los países que componen esta geografía es un sueño.

Sí, un sueño, porque tal empeño puede resulta en extremo caro. Esta es la razón por la que muchos desisten de la aventura. Sin embargo, ¿te sorprendería si te digo que viajar barato por Europa es posible? ¿Cómo? Lee los siguientes consejos.

No pongas límite de tiempo

Si quieres viajar barato es importante tener paciencia y esto implica disponer de tiempo para encontrar las mejores opciones. Se trata de poder consultar las oportunidades que las compañías de aviones, trenes…ofrecen y obtener descuento.

En este sentido, también es bueno ser flexible con el destino. Y es que a veces el objetivo de la persona es conocer una ciudad específica y en otras la metas es ir conociendo, indistintamente, nuevas urbes. El último de los casos garantiza en mayor medida viajar barato porque a veces son lanzados paquete en los que viajar a un destino específico trae consigo importantes ventajas y descuentos.

Determina cuánto gastar diariamente

Tener determinado qué presupuesto se presenta para el viaje y a partir de ahí delimitar la asignación diaria es una buena medida para ahorrar y no quedarse en medio del camino sin dinero.

En este punto debes tener en cuenta la tasa de cambio del país al que vas, así como la media de los precios en el lugar. Sí tus nociones y planificaciones serán más certeras. Esto lo puedes hacer desde casa vía Internet.

Ojo, no se trata de limitarte en vano. Puede de ser que algún día gastes más de lo planificado porque lo amerita pero en ese caso, debes ajustarte en los siguientes momentos.

Cambio de moneda

Muchos países de Europa basan sus actividades en el uso del euro. Sin embargo, hay otros que poseen una moneda nacional distinta como es el caso de Albania y Macedonia.

Como decía antes debes informarte acerca de cómo se comporta la tasa cambiara en tu destino. Esto te permitirá conocer con certeza cuánto debes pagar en cada acción y evitará que seas perjudicado en ese sentido.

Por otro lado, es importante que sepas que es más conveniente pagar con tarjeta y que en caso de precisar cambiar moneda en efectivo no es una posibilidad hacerlo en aeropuertos, allí las comisiones suelen ser más elevadas.

Viajar barato por Europa

Evita tomar taxis

Antes de salir de viaje debes recopilar toda la información sobre el lugar que vas a conocer. No puede faltar en esta búsqueda lo referente a la transportación.

Generalmente, desde los aeropuertos y metros, existen opciones más económicas que conectan los distintos puntos de la ciudad. Debes saber, que los taxis siempre son la opción más cara.

Hospedajes alternativos

Cuando se dispone de viajar barato hay que considerar las posibilidades más económicas de alojamiento. Y es que si bien los hoteles suelen tener mucho lujo son considerablemente más caros; apuesta por dormir en casas de rentas y albergues.

Sabido es que muchos lugareños son muy hospitalarios y acogen a los viajeros en sus casas. Además, en los hostales el servicio suele ser bueno y más personalizado; algo muy positivo es que los dueños de la casa de renta son amables y ofrecen consejos oportunos sobre la vida en la ciudad.

Si no confías en lo que digo y prefieres dormir en un hotel contacta con el que deseas y pregunta si necesitan un trabajador temporal. Es probable que te den alojamiento a cambio de tu fuerza de trabajo.

Camina la ciudad

Evita gastar dinero en transporte. Si estás de turista y no conoces el lugar aprovecha y camina la ciudad. Así podrás advertir mejor cada detalle y compartir con los lugareños. Claro, esto es aplicable para las urbes pequeñas o los atractivos que se encuentren relativamente cerca.

Comidas baratas

Lo mejor en este caso es comer de la manera en que lo hacen los lugareños. Evita los restaurantes que suelen ser caros y ve a los puntos de comida que frecuentan los nativos.

Otra opción es prepara tu propia comida en el lugar donde te alojas. Si esto es permisible, haz una compra para varios días en un supermercado que te recomienden.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest